29 de junio de 2017

INDOLENCIAS


Era una guerra cruenta, todos estábamos armados con escudos y macanas,  íbamos a aniquilar a otro ser humano. Ese era nuestro ideal y proyecto de vida. Convencidos y preparados enfrentamos la lucha, éramos muchos, nosotros y los adversarios.
No era muy rudo el adversario al que me enfrenté cuerpo a cuerpo, recuerdo incluso que era delegado y bajo de estatura, pero tenía mucho coraje y valentía. Creo se llamaba cáncer. Sin embargo él dio el golpe preciso con la macana. Abrió mi cabeza y sangré muchísimo, Perdí el conocimiento, por eso todos me dieron por muerto. Mi verdugo siguió matando soldados de mi filiación, murieron muchos, de hecho, ellos ganaron la batalla. Pero yo seguía vivo lamentablemente. Como pude me arrastré al rio y bebí agua. Al ver tantos compañeros muertos, preferí estar sin vida. Pero no, estaba vivo. Fue mi maldición y mi peor pesadilla que jamás imaginé, creo que los enfermos en un hospital piden a Dios vivir unas horas más. Yo justamente pedía lo contrario. Pero el maldito instinto de sobrevivencia, me empujó a vivir de una manera tan cruel, al menos unos minutos más. Sin amigos y lo que es peor, sin enemigos que ayudasen a mitigar esto. Tenía el uniforme que el contrario odiaba, ni siquiera sabía la lengua de ellos para engañar y sobrevivir y, maldecí hasta el infinito que ese flaco desagradecido,  no me haya matado del todo. O, ¿acaso su maldad es tanta que lo hizo a propósito? Ahora voy a morir de hambre, de sol o de frio, pero no como un combatiente. Creo que esa es la peor muerte que puede tener un soldado.   
Y acostado en el bendito suelo que es el mejor lugar para estar, bendecí las hierbitas y las piedritas. Nunca imaginé que una roca tan diminuta tuviera tantas formas e incluso tantos lenguajes y significados.
Y me dije antes de dormir, de cerrar mi mente conflictiva y de apagar mis párpados cómplices: “No tengas miedo, estoy contigo”.


22 de junio de 2017

IX FORO NACIONAL DE MUSEOS, MUSEOS E HISTORIAS CONTROVERTIDAS, DECIR LO INDECIBLE EN EL MUSEO

El día de hoy concluyó, una experiencia más, -no del mundo, sino,- del universo de los museos. El encuentro fue didáctico porque en el intercambio de conocimientos, prácticas y actualizaciones, siempre se aprende  mucho, pero sobre todo se enriquece nuestro espíritu con la adquisición de conocimientos necesarios para el trabajo museal, entre ellos el marco normativo y los aspectos técnicos, como la mediación, la museografía y la seguridad.
El Foro no se caracterizó por ser puramente teórico, también hubo talleres, una mesa de discusión y la visita al que yo considero hasta ahora el mejor museo de México, no en cuanto acervo, tamaño, visitantes o contenidos, sino en cuanto a organización, estructura, modernidad, museografía desafiante y otros criterios, que lo ponen al nivel de los mejores museos del mundo, al menos de los que yo he visitado; me refiero al Museo de la Memoria y Tolerancia. Parte de su éxito tal vez radique en que no es un museo público, tiene que completar sus recursos por otros medios, pues el ingreso por boleto es insuficiente.
Los talleres trabajados en el Foro, fueron: “Una museografía con enfoque pedagógico”, “La mediación de los museos”, “Metodología para conformar asociaciones civiles, patronatos o amigos del museo”, “La seguridad en el museo” “Museos e historias controvertidas: decir lo indecible en los museos”.
Entre las conferencias destacó “La divulgación significativa como herramienta de comunicación en el museo”, que dictó el Doctor Manuel Gándara. Además de que aprendimos mucho por la erudición del ponente, fue una charla muy amena, llena de contrastes anecdóticos. También sobresalió la conferencia de la maestra Flor Hurtado, alguna vez directora de Canal Once, y ahora directora de la Mediateca del INAH, con el tema Museos y zonas arqueológicas, portal de  mini sitios” y la titulada “Museo Virtual de Pachuca, que dictó la maestra Laura Sánchez.
La sede fue el auditorio Salvador Toscano del Centro INAH Hidalgo, los días 19, 20 y 21 de junio, en tanto la visita al museo de Memoria y Tolerancia, fue el día de hoy.
Como siempre se contó con el apoyo de otras instituciones que también aman el arte, la cultura y el patrimonio, como la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo y la Secretaría de Turismo del Estado, si bien en la inauguración, nos acompañó el secretario de la recién creada Secretaría de Cultura, todo aunado al evidente interés de los responsables, trabajadores y entusiastas que rondan el universo de museos, entre los que podemos contar a los museos comunitarios, entre muchos más.
Participó también el museo Atotonilli (de Atotonilco de Tula), con el tema “Caso de un museo exitoso”, experiencia a la que que yo le hubiese cambiado el nombre por “Caso de un museo modelo”, porque la Asociación Civil que lo conduce –El Ayate-, ha hecho en torno al museo, que la comunidad se interese y que encuentre un punto de identidad. Desde luego falta mucho, pero claro que se agradece y admira, el trabajo que cada quien hace en su museo.


Regresando al museo de Memoria y Tolerancia, del que dicen algunos es controvertido por su temática, -comentario que no comparto-, pues los genocidios, guerras, feminicidios, discriminación y sobre todo las llamadas construcciones sociales que han generado dos problemas en los cuales se apoyan ideológicamente las lamentables acciones predichas, son los prejuicios y los estereotipos. Las creencias religiosas y de otra naturaleza, también abonan a esto que en general podríamos decir que es una etapa de deshumanización.
Los museos en general son el instrumento o vehículo, por el cual alcanzamos cierta actitud reflexiva, lo que permitiría en un momento dado, humanizarnos de manera pensante.
Como vemos, el museo de la Memoria y Tolerancia no es necesariamente un espacio de denuncia social, es en todo caso, un obligado motivo de recordación de los grandes errores que ha tenido la humanidad, con la finalidad de no repetirlos, es un generador de conciencia, un espacio museístico que muestra las equivocaciones del hombre, pero también las oportunidades para ser mejores seres humanos. Fomenta valores para alcanzar reflexiones y cambios de actitud. Empero, hace falta una sección que nos hable de una realidad actual que son los desaparecidos en México y las muertes  ocurridas durante la llamada guerra contra el narcotráfico.
Derivado de lo anterior, tenemos que el museo es: “ …una institución permanente, sin fines de lucro, al servicio de la sociedad y abierta al público, que adquiere, conserva, estudia, expone y difunde el patrimonio material e inmaterial de la humanidad y su ambiente con fines de estudio, educación y recreo.” Yo le agregaría a la parte objetual, que también difunde y promueve, valores como el respeto y la igualdad-, principios éticos, derechos del ser humano, que persigue fines, además de los ya enunciados, de reflexión y de fraternidad.
A veces no sabemos la importancia o pluralidad de los museos, estos son finalmente, una vitrina donde se exhibe parte del quehacer humano con sus bondades y aberraciones.










8 de junio de 2017

MI TRIBUTO AL GRAN CHUCK BERRY

Chuck Berry no es una influencia más en músicos tan importantes como Los Beatles o Bob Dylan; simplemente es, el foco transformador de toda la música moderna. Se dice que no hay un solo inventor del rocanrol y en efecto, eso es verdad, pero lo que sí hubo y hay, es un músico muy talentoso que dotó a este estilo y género musical, de un cierto patrón, de una, digamos, personalidad. 

Ese fue el genial Berry, autor de innumerables éxitos, creador de un estilo muy particular para ejecutar la guitarra requinto, letrista muy completo y original de sus temas y hasta bailarín de estrado, Chuck Berry se convierte de pronto en el compositor más seguido y versionado por los Beatles. Increíblemente el Cuarteto de Liverpool que se destacó por su originalidad, tiene la cantidad más considerable de versiones que cualquier otro compositor moriría de celos al conocer este dato que ahora comparto. La lista  incluye las siguientes versiones, todas oficialmente publicadas: “Johnny B. Goode”, “Roll Over Beethoven, “Too much monkey business”, “Rock and roll music”, “Sweet little sixteen”, “Carol”, “Little Queenie”, “Memphis, Tennessee, “I got to find my baby”, y I´m talking about you”. Son nada más ni nada menos que, ¡diez canciones! Muchísimas para un artista tan creativo y original como Los Beatles.

Chuck Berry, el gran pionero y jornalero de la música que por cierto cantó en televisión, en diferentes momentos la canción “Johnny B. Goode” con John Lennon y con Julián Lennon.
Además de que Paul McCartney grabó como solista, la extraordinaria “Brown eyed handsome man”. John Lennon por su parte y en ese mismo plan de solitario, grabó la canción  “You can´t catch me”.

A todo esto hay que agregarle las influencias literarias y musicales de Berry sobre los Beatles que son muy notorias, tenemos por ejemplo el caso del plagio notorio y evidente de la canción "Come Together" y la de "Back in the USSR", que está basada en la estructura literaria de otra canción del músico nacido en San Luis Missouri el 18 de octubre de 1926 y acaecido el 18 de marzo de 2017. Chuck Berry redefinió varios estilos musicales y es motivo y origen de tantos géneros y artistas de la música moderna.

John Lennon alguna vez dijo: "Si quisieran darle un nuevo nombre al rock and roll, podrían llamarlo Chuck Berry. En once canciones Lennon participó en la grabación consciente e inconsciente (las diez de Los Beatles y la otra  de él mismo como solista).

Por eso estamos felices pues por una iniciativa propia, Pachuca le rindió un tributo muy personal, no con composiciones de Berry, sino con la influencia muy marcada que nos dejó para la música contemporánea. Que yo sepa es la primera vez que se hace algo así, y agradezco con toda el alma a Israel Gutiérrez y todo el equipo humano que hizo posible este homenaje y celebración de manera gratuita. Desde luego mi mayor reconocimiento es para el público que nos acompañó. Creo que si queremos seguir teniendo eventos de esta naturaleza y sin costo, lo primero que se debe hacer es apoyarlos y asistir. No hubo protagonismos, así, como siempre ha sido mi vida. Gracias a todos, gracias Chuck Berry.

A todos, gracias por apoyar mis ideas y sentimientos y un saludo especial a las personas que  tanto quiero y que pude saludar en el teatro Hidalgo.

Si no fuera por Chuck Berry, muchas cosas que ahora tenemos no existirían como tal.